Bitácora ambiental

MODELO DE ORDENAMIENTO ECOLÓGICO LOCAL DE TLAJOMULCO DE ZÚÑIGA (Consulta Pública)


Haz click en la imagen para descargar el archivo.

6.1. POLÍICAS DE ORDENAMIENTO ECOLÓGICO TERRITORIAL

Las polícas establecidas en la LGEEPA son un instrumento valioso establecido en la citada ley para determinar o matizar las actividades dentro de las unidades de gestióestas permiten orientar de mejor manera las decisiones que deben tomarse en el uso o aprovechamiento de los recursos, de esta manera es posible priorizar, fomentar o desincentivar las acciones necesarias dentro de lo que se ha detectado como fortalezas, oportunidades, debilidades o amenazas de las diferentes unidades dentro de una visión de contexto más amplia donde se dan lugar. A continuación una breve descripción de cada una de las polícas ambientales establecidas en la ley:

1. Aprovechamiento. Se aplica cuando el uso del suelo es congruente son su vocación Natural o potencial ecológico. Se refiere al uso de los recursos natura les desde la perspectiva del mantenimiento de su integridad funcional fundado en su capacidad de carga, regeneración y funcionamiento de los geosistemas, no obstante, esto debe tener como correlación una explotación consciente de las limitaciones propias de todo espacio geográfico para no comprometer su funcionamiento o mantenerlo por periodos indefinidos.

El enfoque de la actuación orientado por esta política es producir cambios en las formas de aprovechamiento o incluso mantenimiento de las existentes siempre y cuando garanticen mantener la fertilidad de los suelos, evitar la erosión, aprovechar racionalmente el agua, reducir los niveles de contaminación y degradación de los suelos, las aguas y el aire, y conservar e incrementar la cubierta vegetal entre otros aspectos. El aprovechamiento no debe implicar cambios drásticos de uso del suelo que comprometan los recursos sea por agotamiento o deterioro.

2. Protección. Esta política se establece para zonas donde se han decretado áreas naturales protegidas de nivel federal, estatal y municipal, así como para aquellas que dadas las características geoecológicas, endemismo de la flora y la fauna, alta diversidad biológica y geográfica, funciones y servicios ambientales que proporcionan, etc., requieren que su uso sea controlado, racional y planificado para evitar su deterioro. Cuando sean detectadas áreas con características que merezcan esta política y que aun no han sido decretadas, deberán someterse a estudios más detallados que permitan realizar el estudio técnico justificativo y el programa de manejo correspondiente a fin de realizar la declaratoria apropiada.

La esencia de esta política es asegurar sus potencial geoecológico y los servicios que de ello emanan como la diversidad, la conservación de agua, recarga de acuíferos, el control de erosión, la mitigación de riesgos, etc. Esta política no es del todo incompatible con usos, sin embargo estos deberán ceñirse estrictamente a las recomendaciones que garanticen la preservación de los atributos naturales de la Unidad y en caso de que existan usos previos, estos deben adecuarse, mantenerse o reorientarse bajo criterios de alta restricción que no comprometan sus atributos los cuales constituyen patrimonio económico, social y cultural de la población.

3. Conservación. Esta política se destina para áreas donde el uso del suelo actual está representado por geosistemas relativamente poco modificados y que han estado siendo utilizados racionalmente y con valores ecológicos y económicos representativos. También se incluyen espacios de aprovechamiento cultural que han logrado mantenerse bajo formas de utilización sustentable. Esta categoría tiene por objetivo fortalecer y, en caso necesario reorientar las actividades a fin de hacer más eficiente el uso de los recursos naturales y la protección al ambiente.

Como criterio fundamental se considera no cambiar el uso actual del suelo, lo que permitirá mantener los hábitats de muchas especies de animales y plantas, prevenir la erosión inducida por la deforestación y asegurar la recarga de los acuíferos, así como preservar las actividades tradicionales de subsistencia.

4. Restauración. Política dirigida a revertir los problemas ambientales o su mitigación, a través de las actividades tendientes a la recuperación y restablecimiento de las condiciones que propician la evolución y continuidad de los procesos naturales para la recuperación de tierras no productivas y el mejoramiento de los geosistemas en general con fines de aprovechamiento, protección y conservación.
Esta política es en general de aplicación complementaria a las anteriores y de aplicación para todo el municipio, en virtud del grado de degradación generalizado que se ha detectado. Lo anterior debido a la fuerte tendencia de procesos de degradación y la amenaza que estos significan, no solo a las condiciones naturales si no a la población misma.

Para este trabajo del Municipio de Tlajomulco de Zúñiga se eligió, con base en las experiencias previas, establecer políticas por unidad combinando dos de las cuatro políticas a las que se ha hecho referencia (cuadro 6.1). La razón de esta decisión obedece a la necesidad de encontrar respuestas más adecuadas a la aptitud del territorio y poder atender la fragilidad y vulnerabilidad de las distintas áreas y decidir lo que se puede hacer o no en el territorio.



Cuadro 6-1
Aplicación de políticas ambientales

Política Unidades Has Porcentaje
Aprovechamiento/Conservación 11 13311.4 17.3
Aprovechamiento/Restauración 17 23057.1 30.0
Conservación/Aprovechamiento 19 10473.2 13.6
Conservación/Restauración 6 3222.5 4.2
Protección/Conservación 9 9649.8 12.5
Protección/Restauración 15 11782.3 15.3
Restauración/Aprovechamiento 2 2766.5 3.6
Restauración/Conservación 4 2690.3 3.5
Totales 83 76953 100
Fuente: elaboración propia

La primera política que se menciona para cada unidad debe entenderse como prioritaria en términos de los cuidados ambientales a observar y la segunda indica los usos actuales que prevalecen en esa área del municipio (mapa 6-1). Por otra parte, en los anexos 1, 2, 3 y 4 se indican las acciones a realizar en el sentido regulatorio, de implementación y de fomento que deben realizarse en el corto, mediano y largo plazo.